Dios no discrimina.


La tradición judía sostiene que después de la división del Mar Rojo, cuando los egipcios se ahogaron y los israelitas cruzaron a salvo; los ángeles en el cielo están todos de fiesta y celebrando y bailando y felices y Dios estaba sentado en un rincón todo triste y llorando, de hecho se nos dice que Dios estaba chillando.

Entonces, un ángel le pregunta a Dios por qué no está celebrando eso que sus hijos, los israelitas, fueron liberados de la esclavitud en Egipto y sus opresores se ahogaron en el Mar Rojo. Dios responde: "¡Cómo puedo celebrar y cómo puedo ser feliz cuando mis hijos seme ahogaron en el Mar Rojo!" Ese es el corazón de mi Dios que no se contenta cuando alguno de sus hijos se pierde. Dios quiere que todos sus hijos estén con él porque hace que el sol brille sobre buenos y malos por igual. Dios no discrimina.


Padre Adam Kotas

35 views0 comments

Recent Posts

See All