Maria es nuestra madre


La mamá de San Juan Pablo II, Emilia, murió cuando él tenía 8 años y su padre Karol lo llevó al Santuario Mariano cercano en Kalwaria Zebrzydowska y señaló a la imagen de María y le dijo: "de ahora en adelante ella será tu mami". María es nuestra reina. Ella también es la reina del cielo. Jesús es nuestro Rey y María es nuestra reina. Recuerde que nuestra fe se basa en el judaísmo, ya que Jesús era un rabino judío. La reina madre de Israel intercedió en nombre de la gente del reino. Ella era su más poderosa defensora. Como los reyes de Israel, como Salomón, tenían muchas esposas, la reina no era su esposa sino su madre: la reina madre era la reina. La gente para pedirle algo al rey tenía que ir primero a ver a su reina madre en el palacio, luego ella tomaba sus peticiones y las llevaba a su hijo, el rey. !El rey, al igual que nuestro Rey Jesucristo, nunca rechazaría a su mamá! ¿Cómo puedes rechazar a tu mamá? Usted simplemente no puede ... y tampoco Jesús puede rechazar algo que le pida su mami. Sabemos esto por el primer milagro que Jesús realizó en la Biblia en el banquete de bodas de Caná donde solo convirtió agua en vino porque Su Mamá le dijo que lo hiciera y que Él lo hiciera aunque Él no quería hacerlo. María, que se sienta en un trono en el cielo como la reina madre, vean 1 Reyes 2: 13-21, también está intercediendo por nosotros cuando nos acercamos a ella, nuestra mamá, porque como dice la Biblia: "Entonces (el rey Salomón) se sentó sobre su trono, y se proporcionó un trono para la madre del rey, que estaba sentada a su derecha. "Hay un pequeño favor que te pediría", dijo la reina madre. "No me rechaces". "Pídalo, madre mía," el rey le dijo a ella, "porque no te lo rechazaré. Así que ve, corre, súplica, pídele a tu mamá María ya que tu Rey no rechazará a su mamá. Father Adam Kotas




412 views0 comments

Recent Posts

See All