Tenemos helado



Mientras estaba en México, ayudé en un orfanato y un día uno de los niños cumplió años y le compré un helado. Pensé que lo disfrutaría solo como era su día. Tomó el helado y comenzó a anunciar en voz alta con toda su voz y con gran entusiasmo gritando para todos los niños: ¡¡TENEMOS HELADO !!! Vi como cada niño llegó y tuvo una lamida de "su helado". Incluso me tocó un poquito a mi también. Ese niño estaba tan contento no por conseguir el helado sino por poder compartir el helado. La Biblia dice: "una persona generosa prosperará; quienquiera que refresque a otros será refrescado". Proverbios 11:25. Las monjas que dirigen el orfanato toman voto de pobreza tienen todo en común y les enseñan a los niños lo mismo que nada es suyo, sino que todo es suyo para que lo den y compartan.




861 views0 comments

Recent Posts

See All